Poema de verano

Dijo: “Tienes el pelo ensortijado”

Y no sabéis, lo contenta que se me ha puesto la melena desde entonces

Contenta que peta

De mírame y no me toques

Que qué es eso de usar la plancha me dice

Que con la pandemia que hemos llevado, que ya la plancharé cuando pase el verano

Así que, nada

Este verano va a ser: de melena ensortijada

🌺

Olvidé la letra de mi canción favorita

No lo son. Pero parecen cunas tétricas de orfanato del Este.

También yo estoy un poco tétrica. Como esas cunas viejas que se usan de carrito en mi nuevo lugar de trabajo.

Representan bastante bien mi nueva etapa laboral.

Cogí dos semanas de vacaciones para descansar pero necesitaría ahora mismo toda la vida.

Me he vuelto oscura. Pero es lo que toca. No puedo estar de otra manera. Y ya os lo digo: estoy harta, hartísima del “se feliz”, “respíralo”, “disfruta”, “tómalo con filosofía”, “tienes que ser positiva” y toda esa serie de chorradas. Ahora mismo no me sirven.

El martes noche nos juntamos por San Juan. Quemamos unas cosas y pedimos otras. Yo apoyé la causa. Pero la verdad, con todos mis respetos San Juan. Me la sopla todo esto. Qué vamos a pedir? Que no venga más coronavirus? Pues ayer seis ingresados había en San Jorge. Quizás me iría bien pedir que se suavizara mi mala leche. Pero la necesito para la supervivencia. Que soy pequeña y parezco floja.

La letra que olvidé es la de la versión de Joe Crepúsculo que colgó el otro día Alberto. Claro, es que dice, “no sé si es amor, pero lo parece“

Yo lo tengo claro: sí es amor. Como la Montaña Roja. Al igual que los lugares: algunas personas te atrapan y otras no.

La Vida Real

Algunas veces

Siento que estoy por encima del bien y del mal

No me pasa siempre

Sólo algunas veces

Y entonces no sé si se trata de supremacía Real

O simplemente es ese complejo de superioridad que me da de vez en cuando

Porque hace tiempo que sé

Que soy la Reina de mi casa

De eso no hay la menor duda

De mi hábito de vida de estilo Real

Que da un poco de miedo

Pero es lo que hay.

Navidad

IMG_1572

Un año más no nos ha tocado la lotería, y es una pena porque sabríamos muy bien cómo gastarla. Da igual que sea una engañufa para recaudar euros. Que no nos quiten la ilusión. Alguna vez pasará. A mí me va a tocar todos los años. Luego nunca toca. Pero no dejo de jugar por eso.

Deberíamos plantearnos que si de verdad lo que necesitamos para un cambio o para estar mejor son un montón de euros… quizás la fórmula no está en comprar boletos, sino en hacer algo diferente. Siempre hay una manera… aunque parece que nos cuesta dar con ella.

Estoy convencida de que hay más probabilidades de crear nuestra propia lotería a que nos toque una que no es nuestra.

Qué fácil es hablar, eh?

Este año me he despistado un poco con estas fechas, pero no podría dejar esta entrada en blanco.

Feliz Navidad

Feliz Entrada al Futuro: 2020.

 

 

Chica tomate una copica de algo en casa, ponte un disco y mañana será otro día

Mi mejor caradelibros

No sé por qué hay veces en las que la vida se empeña en que me pasen todas las cosas en el mismo día.

Y es que esto no hay estómago que lo resista.

Un día más que no he podido llamar al siguiente número de la lista para dejar a María Auxiliadora en su ruta vecinal. Estas señoras de mi barrio se van a pensar que me la quiero quedar en casa. Pero es que ya no son horas. Y sólo tengo un número fijo al que dirigirme y la única vez que llamé no había nadie en casa.

Finalmente he cambiado disco por lata de mejillones. Así. A bocajarro. Lo que me pedía el cuerpo.

Creo que esto me pasa por mi tamaño. Que es pequeño. Y no caben en el estómago tantas cosas.

Si yo sólo quiero beber una copa de cerveza, hacer emojis y ver al Broncano de vez en cuando. Porque no puedo tener gatos: me dan alergia.

Antes, también quería tener un novio.

Pero ya no.

De quita y pon

No soy de ponerme tetas

Ni de ponerme muchas cosas en general

Podría decir que no soy de ponerme mucho

Salvando alguna que otra circunstancia

No es que sea sencilla

Que ya me han dicho alguna una vez que no

Aunque de vez en cuando pienso que sí

Que lo soy

(Pero no voy a discutirlo)

Así que haciendo acopio de que en la sencillez está el gusto

Me he puesto pestañas

Las más discretas del mercado (eso sí)

Como me gusta

No se notan pero son de vendaval

De las de brisa al pestañeo

Te imaginas?

Que fuera tan fácil un Gobierno como mis pestañas nuevas

Que dicho de paso:

Ya podrían durar cuatro años

Un cuento

Él dijo: “Ayer soñé contigo.

Íbamos caminando por un cuento.”

Ella no podía creer lo que había oído. No lo entendía bien. Aquella caminata….¿había sido un sueño?

Más tarde añadió: “Solo recuerdo la atmósfera del sueño. La nieve caía mientras caminábamos por ella”

Claro, sería la nieve. Lo de aquella nieve, ingrávida, casi flotando en el aire como confeti; lo convertía todo en cuento.

Pero no. No era un sueño. Tampoco un cuento. Fue real

¿Un sueño hecho realidad?

Pero si nadie había soñado antes con aquellas cabras, ni las ardillas, ni el cazador furtivo, ni las flores, ni los buitres, ni el agua verde del río. Ella ni siquiera había visto nunca esa cabaña. Ninguno de los dos se imaginó al otro antes dando ese paseo. Ni siquiera ellos se habían soñado. No podía ser un sueño.

Claro, habían estado escuchando “You are my destiny. You are my dream come true” Y podrían estar sugestionados.

Quizás la nieve hizo que el sueño pareciese tan real. O también pudo ser la nieve lo que dio a la realidad aspecto de cuento.

Menudo lío.

Ella se quedó en el sofá, echada, sin saber si podía ser un sueño lo que  pasó de verdad. Ya no lo sabía. Fue entonces cuando se estiró y sintió las agujetas. Sí: el paseo, la nieve, la cabaña y él.

Todo había sido real.

Ni cuento.

Ni sueño.

O lo mismo todo a la vez.

NAVIDADES

“Escaparate dentro de un escaparate, como una intrahistoria” Ana M.

En el Portal de Belén hay estrellas, sol y luna, la Virgen y San José y el Niño que está en la cuna.

Me gustan los villancicos, pero ya casi nadie los canta. No sé si es porque somos tan modernos que nos parece una cosa rancia, o por eso de la religión, o por el político este que dice que ponemos el Portal de Belén porque somos españoles y al que no le guste que se aguante, o por las prisas, o por nada en concreto. Aunque siempre te topas con alguno en estos días. Porque hay tantas Navidades como personas. Incluso en muchos lugares no hay Navidad sino Felices Fiestas.

Sea como fuere, ojalá podamos todos celebrar estos días con la gente que queremos, brindar porque estemos bien y acordarnos de los que no están.

La foto: es el interior de la Librería Anónima de Huesca. Con obra a la vista de Antonio Santos y Vicky de Sus y la urna de David Bazco con la figura de Diego Fermín del proyecto Latares/Altares de Enlatamus.

Felices Fiestas

Feliz Invierno

Lo que os guste más

Para mí, siempre:

Feliz Navidad