Oh!peración Triunfo

Aitana y Cepeda (más Cepeda) me trajeron de vuelta al amor durante una temporada

 

Para Ana y Rafa, mis incondicionales de los lunes

En una entrevista a los chicos de OT Buenafuente dijo: “¿Qué es para vosotros el triunfo?” Buena pregunta.

Y eso digo yo: ¿qué debe de ser?

Creo que el triunfo no es cantar como los ángeles, ni ganar un concurso de televisión, ni siquiera vender un millón de discos. Acabar con el hambre del mundo no sería triunfo: sería Triunfada pero eso solo pasaría en un mundo paralelo al nuestro, no sería este mundo si pasase (que ojalá). Que igualaran el sueldo de las mujeres al de los hombres también sería una triunfada. Pero no es esto a lo que se refería Andreu o lo que yo interpreté de la pregunta; me refiero al triunfo personal. Después de OT los chicos tienen miles de seguidores en las redes sociales, les reconoce la gente por la calle y todos quieren una fotografía con ellos. Pues creo que esto tampoco es triunfo. Ni si quiera lo es cuando Berta Isla (Javier Marías) o Nausica (querida compañera) gustan a todo el mundo de manera natural por ser tal cual son. Aun más, es que estoy bastante convencida de que tampoco es triunfo ganar un Premio Nobel, ni formar una familia, ni estar rodeado de los mejores amigos, tener un bebé, comprar una casa, viajar, que te toque la lotería…Leticia, ¿lo de la reina Leticia es un triunfo?, pues es que lo mismo ha sido la mayor metida de pata de su vida: casarse con un rey.

Si pienso en salvar vidas y ayudar a los demás, o a los animales, o al planeta, luchar por los derechos humanos, por la igualdad…esto me hace dudar porque es Tan Importante; pero aun así creo que tampoco esto sería triunfo. Bueno claro: sería Triunfada.

Creo que el triunfo debe de ser estar en paz, estar de acuerdo con una misma, con uno mismo (que se dice pronto). Y si no es esto tiene que ser algo muy parecido. Que el triunfo no es ser importante o hacer cosas importantes (tan necesario para todos) sino ser consecuentes. Que no está en lo que hacemos sino en quienes somos.

Muchas veces el gran triunfador de la vida es un minero (por ejemplo) gente que pasa completamente desapercibida. No sé si se va a entender esto, pero a veces me enfado con el movimiento feminista: cuando tengo la sensación de que se acuerdan demasiado del triunfo profesional y menos de este tipo de triunfo.

Soy mujer, quiero y me gusta ser mujer. Me gustan las mujeres. También me gustan los hombres. Quiero triunfar.

Viva Operación Triunfo.

Y las Triunfadas.

Corre

René Magritte, 1928

Corre,

cuando tengas esa sensación tan intensa en el estómago que incluso genera un pitido en tus oídos mientras piensas que no son mariposas sino avestruces las que andan pululando por allí:

corre.

Lo más fuerte que sepas.