El efecto Brenda Shoshanna

la montaña roja y el mar
Queremos tanto a esta montaña

De cómo la vida plantea certezas que acaban esfumándose.

De cómo el enamoramiento aparece en la extraña forma que se le antoja.

De cómo me enteré de que estaba viviendo amor en un imaginario que sólo estaba en mi cabeza.

De cómo me pasé un año entero y parte del otro haciendo sesiones de coach con Ventura, preparando las ilustraciones de Signore con Alberto y Vicky, yendo al Médano a estudiar… y al volante en mis vacaciones, una y otra vez, camino a… un paraje perdido de la geografía española que llamaré de ahora en adelante Ese Lugar.

De cómo me empeñé en buscar y rascar como en esos boletos de avión de bajo coste donde nunca encuentras nada.

2 comentarios en “El efecto Brenda Shoshanna

  1. Pienso que….”Entiendo que haya lugares donde hay un santuario y en otros no, y las peregrinaciones, los puntos energéticos y el pensamiento mágico. Porque hay lugares que atrapan y otros no.” 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s